¿ Compras un chihuahua por vanidad o capricho?

chihuahua
Vanidad o amor

Es absurdo querer y tratar un chihuahua como un artículo, si deseas obtener uno solo para mostrar o mantener un status, lo único que lograras es poner en riesgo su salud y su vida y en el mejor de los casos el perro terminara visiblemente asustado y traumatizado.

Algunas personas cometen un gran error al querer un perro al que solo desean mostrar, pues una vez lo obtienen descubren que se trata de mucho más que eso y usualmente terminan cayendo en actitudes de maltrato y abandono.

Pregúntate siempre antes, ¿de verdad voy amar a mi chihuahua? O ¿voy amar como me veo con él? ¿En qué se va a basar nuestra relación? ¿En el amor o en la vanidad?

Un animal no es un artículo decorativo, es un ser que siente, que percibe el afecto y la intención.

¿Cómo sería si tuvieras una relación donde te usarán como objeto?

En el mundo de la sociedad de consumo se pretende usar los animales para mostrar, para llamar la atención, como un lujo o un objeto decorativo.

Los chihuahuas son “Ángeles” de compañía que te entregarán todo su afecto y fidelidad incondicional a cambio de cuidado, respeto, atención, protección y presencia.

Antes de adquirir un chihuahua pregúntate. ¿Para qué lo quiero? ¿Cuál es el sano propósito?

Hay personas que nos dicen, quiero el más pequeño, de bolsillo, miniatura y en el fondo lo que hay es el deseo de tener un ejemplar para llamar la atención y nada más.

Recuerda, un chihuahua como cualquier otro animal no es un instrumento, es un ser que a pesar de su tamaño tiene un corazón de gigante.

Escriba un comentario